Los libros que soy

Durante una semana he quitado el polvo de los libros que guardo en los anaqueles de la biblioteca de mi vida. Tantas lecturas se entremezclan, tantas horas comparten ese espacio, un tanto añejo de sus hojas, que me he sentido casi eterna. He pintado de blanco los estantes que alojan un tiempo de vivencias y viajes, de tardes y de noches. He pasado mis manos sobre ellos dulcemente, acariciando cada palabra, sintiendo cada frase que, aunque no recuerde, fueron mías y de ellos, los libros que guardo y que han escrito mi amor a la lectura, mis ansias de conocimiento, mis veranos e inviernos. Desde el primer cuento que recuerdo hasta el último texto que sostengo estos días entre mis manos, a todos, gracias por abrirme las puertas a tantos universos. Gracias por hacerme habitar en los espacios infinitos del pensamiento. A veces creo que ya soy uno de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario